Internaqcional, 30 de Mar. 2022.-

El Día Mundial del Trastorno Bipolar se celebra cada 30 de marzo. De acuerdo con de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la sexta causa de discapacidad a nivel mundial. De ahí la importancia de que se tenga un día abocado a su discusión.

Un 30 de marzo de 1853 nació Vincent Van Gogh, célebre pintor neerlandés que fue diagnosticado con trastorno bipolar de forma póstuma, por lo que la conmemoración de esta fecha no es casual.

De acuerdo con la OMS, el trastorno bipolar afecta a más de 45 millones de personas a nivel mundial. Este padecimiento se caracteriza por episodios maníacos y depresivos que suelen separarse por periodos de estado de ánimo normal.

En los momentos de depresión, el paciente puede presentar cansancio, falta de concentración, tristeza y anhedonia. Caso contrario durante un periodo maníaco se caracterizará por un ánimo exaltado, hiperactividad, verborrea y falta de sueño.

Esto puede interferir severamente con la vida de los pacientes, siendo la sexta causa a nivel mundial de discapacidad según datos de la OMS.

Debido al desconocimiento sobre esta enfermedad pesan varios prejuicios. Esto dificulta que los pacientes obtengan ayuda profesional, así como apoyo por parte las personas a su alrededor.

Aunque no se ha dilucidado por completo el origen de este trastorno, estudios sugieren que la bipolaridad cuenta con un fuerte componente genético. El trastorno bipolar estaría asociado a un mal funcionamiento del sistema límbico, lo que provocaría las variaciones drásticas del estado de ánimo.

No existe una cura para el trastorno bipolar, los síntomas pueden tratarse con éxito por medio de medicamentos y de terapia. Los medicamentos buscan controlar los cambios del estado de ánimo. Para este propósito se suelen emplear antipsicóticos, así como antidepresivos.

Es indispensable que el paciente lleve terapia psicológica. El paciente puede, con la ayuda de un especialista, aprender a reconocer los primeros signos de un episodio maníaco o depresivo, así como enfrentar las dificultades cotidianas que este trastorno significa.

Esta enfermedad solo puede ser diagnosticada por un especialista. Por ello, los especialistas a nivel mundial hacen un llamado para que los gobiernos inviertan más en prevención y en la mejora de los servicios enfocados a la salud mental.

Hay que aclarar que las personas que padecen trastorno bipolar pueden llevar una vida perfectamente normal y funcional, la cual dependerá del apego que tengan a su tratamiento y la eficacia de este. Las recaídas son frecuentes, pero con apoyo profesional se pueden aminorar sus efectos.

Un mito nocivo alrededor de este padecimiento es que los pacientes con trastorno bipolar tienen un “humor cambiante” a lo largo del día y que son personas poco fiables o impredecibles.

Los cambios en el estado de ánimo, que no en las emociones, no son instantáneos y pueden ocurrir a lo largo de muchos meses, incluso años. En este sentido, las personas con trastorno bipolar no se caracterizan por ser “inestables” o “indecisas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here